2622430412

Compartí la noticia

Mientras avanzan las gestiones para la importación de 15 millones de unidades más desde Túnez, la provincia recibió una oferta de la firma Cattorini Hnos. por un monto superior a $45 millones. La entrega se hará a diario, con un plazo máximo de 8 semanas.  

La buena noticia para el sector se da tras el impulso de un concurso público para la selección de proveedores de insumos vitivinícolas en el marco del fideicomiso de asistencia a la actividad agroindustrial impulsado desde Mendoza Fiduciaria SA.  

El anuncio, que estuvo a cargo del ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié, junto al subsecretario de Agricultura y Ganadería, Sergio Moralejo; Alejandro Zlotolow, subsecretario de Industria y Comercio, y Hernán Norando, titular de Mendoza Fiduciaria, fue ante la presencia de José Zuccardi, presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR). El bodeguero estuvo acompañado por el gerente general de la institución representativa del sector, Carlos Fiochetta, entre otros miembros y referentes del sector.  

El acuerdo contempla la adquisición, por parte del Ejecutivo provincial, de 400 mil botellas tipo Nevada (750 cc), a un valor de $23,29 ($9.316.000), 300 mil tipo Serrana (750 cc), a 25,80 cada una ($7.740.000), 500 mil tipo Burdeos a $38,50 ($19.250.000) y 300 mil unidades más tipo Andina de 750 cc, por un valor de $29,31 cada una ($8.793.000). El total de la propuesta por parte de la firma asciende a $45.099.000.  

Consultadas las autoridades de Mendoza Fiduciaria sobre los plazos de entrega estipulados, comentaron que el acuerdo se concretará en ocho semanas con entregas diarias. “Los precios estipulados por la empresa Cattorini son los que luego nosotros trasladamos a las propias bodegas, no trabajamos con ninguna rentabilidad. Es más, les vamos a dar la posibilidad de financiar la compra a 90 o 120 días a una tasa muy baja para que la propuesta sea atractiva”, remarcó Norando.  

En declaraciones a la prensa, Sergio Moralejo, destacó: “Es muy importante haber logrado que una empresa radicada en Mendoza destine un millón y medio de botellas, adicionales a su producción habitual, al sector. La intención con este acuerdo es dar respuesta a la demanda de aquellas pequeñas industrias que producen entre 50 y 200 mil botellas y que claramente, si no pueden fraccionar, vamos a estar en un problema.  

Por otro lado, el funcionario resaltó los avances logrados en cuanto al compromiso de una empresa radicada en Túnez que podría proveer a nuestra provincia con 15 millones de botellas más. “Están disponibles, pero ha surgido un problema vinculado a las nuevas normativas del Banco Central y los topes de importación. El límite inicial son 250 mil dólares, haciendo que la cantidad de contenedores que podemos importar se vea limitada también. Vamos a evaluar el sobrecosto de tasa estadística y aranceles de la primera entrega de 1,5 millón de botellas importadas, ya que desde Nación aún no hemos tenido ningún tipo de respuesta sobre la disminución o eliminación de estos porcentuales”.  

En el marco del encuentro, el titular de la cartera económica provincial aprovechó para comunicarse con el presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, y le solicitó la excepción de este ítem, ya que Mendoza cuenta con una demanda superior a 16 millones de botellas en Mendoza Fiduciaria. “Necesitamos que la Nación libere estos cupos y que disminuya estos aranceles para que podamos hacer la importación, si no, no podemos ser competitivos”, remarcó Moralejo sobre este punto.  

Por su parte, José Zuccardi añadió: “La intención de este acuerdo es proveer de este insumo a los más pequeños e intentar mitigar el problema que se ha general en cuanto al abastecimiento para la industria, pero especialmente enfocado en pequeñas bodegas, que son las que tienen serios problemas en este sentido. Entendemos que no serán menos de 60 bodegas las que se inscriban”.  

Inicialmente se acordó la compra de 1,5 millones de botellas para satisfacer las necesidades de estas pequeñas industrias. Desde el sector privado reconocieron que el faltante de botellas en la provincia asciende a 45 millones de unidades. En este sentido, Zuccardi destacó que se está incrementando la producción y “hay un gran interés de la industria del vidrio de resolver esta situación”.  

Consultado el titular de Industria y Comercio, Alejandro Zlotolow, sobre cómo se va a avanzar en los otros sectores que también se han visto perjudicados por esta situación, comentó: “Hemos ofrecido el mismo mecanismo a las conservaras y a las olivícolas. En el mismo sentido, lo que tendríamos que hacer es una operatoria similar a esta”.  

“En el caso del plástico, para algunos es una alternativa y para otros no. Esto tiene que ver con el modo de presentación y de cómo se posicionan los productos conservados en vidrio y en envases de plástico. En muchos casos se trata de productos de exportación, por lo que el envase de vidrio es un diferencial”, cerró Zlotolow.