2622430412

Compartí la noticia

Si bien ya concluyó el período de alerta aluvional, que va de noviembre a marzo, la Dirección de Hidráulica continúa con los trabajos de acondicionamiento y conservación de cauces en el marco del mantenimiento anual. Estos trabajos son de vital importancia para evitar las crecidas cuando se produce una fuerte tormenta.

Los trabajos se hicieron en un tramo de un kilómetro aguas abajo de la Ruta Provincial 89. El material removido fue utilizado para reforzar las márgenes del cauce, lo que permite mitigar los efectos adversos cuando ocurre una crecida por fuertes tormentas.

En esta oportunidad, el personal de Hidráulica completó los trabajos de refuerzo de márgenes y rectificación del arroyo Las Tunas, en Tupungato. 

Las tareas se llevaron adelante durante más de 20 días en un tramo de un kilómetro aguas debajo de la Ruta Provincial 89 y se ejecutaron con una excavadora. El material removido del lecho fue utilizado para reforzar las márgenes del cauce y de esta manera mitigar el impacto de las crecidas.

“Es importante destacar que los cauces aluvionales son intangibles y no deben ser afectados ni alterados. Se recomienda tomar una distancia prudente y no avanzar sobre las riberas, manteniendo su naturalidad”, recordó el ingeniero Pablo Rodríguez, responsable del área técnica de Hidráulica.

Ante cualquier duda, consulta o reclamo, se debe ingresar a la siguiente dirección: https://www.mendoza.gov.ar/infraestructura/direccion-de-hidraulica/

También se puede hacer a través del correo electrónico a la dirección hidraulica@mendoza.gov.ar o llamando al 4492611/4492864.

El objetivo de los trabajos de la Dirección de Hidráulica es que los colectores
estén en condiciones operativas para conducir los caudales proyectados en el período de alerta aluvional. El beneficio directo es la protección de las personas y sus bienes -infraestructura pública y privada- ante un evento de crecida aluvional en la zona.

Este cuidado es fundamental para el buen funcionamiento de canales de riego, colectores aluvionales y acequias para regado de la arboleda pública.

Usos y recomendaciones

El cuidado de los cauces aluvionales es fundamental para el saneamiento y armonía tanto de la población como para el buen funcionamiento de canales de riego, colectores aluvionales y acequias para regado de la arboleda pública.

Por esto, se solicita a la población no utilizar estos lugares como vaciaderos ni dejar residuos en las calles, ya que después de una tormenta la basura va a parar a los canales, tapa las alcantarillas y se generan inundaciones no previstas.

Recomendaciones

– No afectar cauces, colectores, cunetas u otras obras hidráulicas.

– Mantener cauces limpios de basuras y escombros.

– Mantener distancia de los cauces ante la proximidad de las tormentas.

– Acampar lejos de cauces y zonas de seguridad de presas, como vertederos o zonas bajas propensas a inundaciones.