2622430412

Compartí la noticia

La UCIM enviará una nota al intendente de la Ciudad de Mendoza en la que expresa su disconformidad con las tasas e impuestos municipales de la Ciudad de Mendoza. Esto es debido a que este municipio no ha tenido ningún tipo de contemplación para los meses de parálisis establecidos por el aislamiento social preventivo y obligatorio en la mayoría de las actividades y la posterior caída de gran parte de las actividades comerciales y de servicio, fundamentalmente, durante el 2020.

Desde la organización sostienen que la Municipalidad ha seguido cobrando sus impuestos y tasas como si nada de lo expuesto hubiera pasado, por un lado y muchos empresarios están contemplando la posibilidad de cerrar en muchos casos, debiendo expulsar mano de obra y en casi todos los casos, acumulando deudas.

El sistema impositivo, ya lo ha marcado la UCIM en innumerable cantidad de ocasiones, es insostenible en épocas de normalidad y se vuelve realmente inalcanzable para los empresarios que intentan sobrevivir a la vida post cuarentena.
El texto de la nota completa dirigida a Ulpiano Suarez:

“Nos dirigimos a usted a fin de solicitarle considere reformular el cobro del sistema impositivo de la Capital, correspondiente al año 2020,  año difícil, malo y de pérdidas para la mayoría de las actividades económicas – comerciales de los diversos empresarios de la ciudad Capital de Mendoza.

En UCIM (Union Comercial e Industrial de Mendoza) se han recibido comunicados de comerciantes de diversas actividades – Servicios de Transporte Turísticos, Agencias de Viajes, Hoteles que han estado con CERO INGRESOS ( hasta el día de hoy), industriales, Comerciantes de diversos rubros- que están por cerrar o que están con ventas muy bajas y que suponen, que de seguir así, cerrarán sus comercios. También nos llegan consultas de particulares, quienes expresan haber pagado un elevado canon y otros que no pagaron y les ha llegado la deuda del año 2020  que manifiestan no poder pagar.

Nuestra Institución propone que mientras dure la crisis, se rebajen tasas o se eliminen gravámenes para estimular las actividades comerciales, industriales y de servicio del centro mendocino. No escapa a su Municipio la difícil y crítica situación en la que se encuentran los comerciantes y todos los negocios en general. No creemos que la intención sea la de una política de rigidez impositiva que presione aún más, al tejido productivo de los vecinos de la ciudad capital.

No hace falta remarcar la imposibilidad que enfrentamos los empresarios de solventar la innumerable cantidad de impuestos que desde los tres niveles gubernamentales nos imponen y que no han sido modificados, a pesar de que sufrimos meses de parálisis económica y una enorme caída en las actividades.

Fundamentamos esta idea, además, en los resultados de una encuesta realizada por la UCIM en la que más del 70% de los empresarios expresó no haber recibido ayuda suficiente del estado y en la que se manifiesta también, una caída de las actividades en un promedio del 50%.

Y en estos días, todos hemos visto la muy acertada propuesta realizada por el intendente de San Carlos que decidió quitar un 60% de impuestos (aprox. ) a los vecinos  y empresarios de su departamento.

También, citamos la política económica de muchos países que, para alentar el resurgimiento de las empresas, han bajado los impuestos y contribuciones, dándole un respiro a quienes aún siguen en actividad.

Por lo tanto, solicitamos por su intermedio al Municipio de la Ciudad Capital de Mendoza, una inmediata reducción de los impuestos del año 2020, sobre todo, los que están impagos , por las razones enumeradas al inicio de esta nota y una reducción sobre los del año que se inicia 2021 , ya que las condiciones no solo no han cambiado, sino que se han complicado más todavía y sin vías, a la vista, de salir de la crisis .

Además reiteramos el pedido de audiencia, solicitado en varias oportunidades para mantener una reunión con usted, en la que podamos llegar a consensos válidos que nos posibiliten, a nosotros seguir en actividad y mantener el empleo –una de nuestras principales preocupaciones- y al sector público que usted representa, mantener las funciones mínimas que debe cumplir un municipio.

Sabemos que es momento de hacer eficiente el uso de los pocos recursos con los que contamos. Es momento de sacrificios y de manejar cada centavo con máxima responsabilidad. Nosotros como empresarios y ustedes como funcionarios públicos.

Aguardando su respuesta le saludamos muy atte.

Daniel Ariosto

Presidente de UCIM