2622430412

Compartí la noticia

Los orígenes del Arma se remontan a 1813, año en que, a pedido del entonces coronel José de San Martín, el Gobierno aprobó la creación de la compañía. A partir de 1964, se dispuso que se celebrase el aniversario del arma el 31 de julio, fecha en que se conmemora la muerte de su santo patrono, San Ignacio de Loyola.

El Arma de Ingenieros tiene sus orígenes hacia fines de septiembre de 1813, cuando el Coronel San Martín, ante la necesidad de contar con una “Compañía de Zapadores”, propuso al gobierno “Destinar 50 hombres al mando de dos Oficiales con la finalidad de servir en clase de Zapadores”.

El gobierno aprobó la creación de esa compañía y el 8 de septiembre nombra como Jefe de la misma al entonces Teniente Coronel Eduardo Holmberg.

El Arma de Ingenieros ha acompañado al Ejército y a la Nación, en todos y cada uno de los momentos que forjaron nuestra Patria, ya sea en el Campo de Batalla como en el quehacer diario, apoyando a la comunidad, mediante la construcción de caminos, puentes, vías férreas e infinidad de obras que se realizaron gracias al esfuerzo y abnegación de cada uno de los integrantes del Arma, desde su nacimiento.

En el conflicto bélico con el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte por las Islas Malvinas, el Ejército Argentino empeñó varias Unidades de distintos puntos del país, entre ellas, cuatro del Arma de Ingenieros. Durante las operaciones en Malvinas las citadas tropas de Ingenieros desarrollaron las siguientes actividades:

– Construcción de obstáculos, obras de fortificación y refuerzos en los distintos frentes.

– Instalación de obstáculos minados.

– Construcción de posiciones para piezas de artillería y directores de tiro.

– Mejoramiento de los caminos.

– Refugios y pozos de zorro en las posiciones.

– Transporte de material y munición.

– Construcción de polvorines enterrados.

– Voladura de puentes y un sin fin de tareas afines del Arma.

Fuente: EFMCR