2622430412

Compartí la noticia
Será en el marco del Día Mundial de Concientización sobre la enfermedad. Según estadísticas internacionales, cada tres segundos una persona es diagnosticada con demencia en el mundo.

El próximo viernes 23 se realizará la V Jornada Mendocina sobre Demencias. Será de manera virtual y con inscripción gratuita. La finalidad es hablar sobre los nuevos abordajes frente a la complejidad que supone la enfermedad.

El 21 de septiembre es el Día Mundial de Concientización sobre la Enfermedad de Alzheimer, el tipo de demencia más común y que afecta a más de 500.000 personas en la Argentina. Por eso, la Dirección de Adultos Mayores del Gobierno provincial realizará, el próximo viernes 23, una jornada virtual y gratuita para conversar sobre los nuevos abordajes frente a la complejidad que supone la enfermedad.

Para participar en la actividad, solo hay que completar el formulario a través del siguiente enlace, https://forms.gle/YpjLksMo2EfL9ADZ7, el cual también está disponible en las redes sociales oficiales de la dirección:

Facebook: https://www.facebook.com/AdultosMayoresMendozaOficial

WhatsApp: https://wa.me/5492612785090

Instagram: https://www.instagram.com/adultosmayoresmendoza/

Twitter: https://twitter.com/AMayoresmza

La transmisión será en vivo y se realizará desde el auditorio Margarita Malharro de Torres del nuevo edificio de la Legislatura provincial y se podrá ver a través del canal de YouTube Adultos Mayores Mendoza.

En esta oportunidad expondrán:

  • Oscar López, profesor de neurología, psiquiatría y ciencias clínicas y traslacionales, presidente de la Fundación Levidow-Pittsburgh en Enfermedad de Alzheimer y trastornos de demencia, y jefe de la División de Neurología Cognitiva y Conductual. Director del Centro de Investigación de la Enfermedad de Alzheimer de Pittsburgh, EEUU. Tema: Puesta al día en los tratamientos de la Enfermedad de Alzheimer.
  • Ignacio Brusco, neurocientífico y profesor. Decano de la Facultad de Ciencias Médicas (UBA). PhD en Medicina y en Filosofía. Director de Alzheimer Argentina.Tema: Manejo de problemáticas conductuales y cronobiológicas en la Enfermedad de Alzheimer
  • Cecilia Ortiz, licenciada en psicología, especialista en neuropsicología, tiene una maestría en salud mental con mención en neurociencia. Tema: Abordaje integral del paciente con Enfermedad de Alzheimer.
  • Mario Ríos, médico geriatra y gerontólogo, docente de la cátedra de Medicina Preventiva y Salud Pública de la UNCuyo. Docente de la práctica final obligatoria de la Facultad de Medicina de la Universidad del Aconcagua. Tema: Prevención de la Enfermedad de Alzheimer.

Datos e información

Dos de cada tres personas piensan que la demencia es una enfermedad asociada a la vejez, pero la demencia es una patología asociada a la edad cuando responde a causas degenerativas. Hoy, en Mendoza, una persona puede vivir más de 82 años, mientras que en la década del ´70 la expectativa de vida era de 65 años, por lo que cada vez más personas presentan patologías demenciales y, entre ellas, la enfermedad de Alzheimer.

La demencia es una patología multimodal. Quiere decir que puede presentarse de diversas maneras, es progresiva, irreversible y por lo tanto es crónica lo que lleva a que la persona aumente su dependencia lo que implica un incremento de la carga familiar, social y económica. La demencia en sí supone una pérdida por lo que la persona disminuye sus funciones.

Del número total de casos de demencia diagnosticados, se estima que 80% es por Alzheimer, 10% son demencias vasculares y frontotemporales y 10% son las demencias que responden a causas reversibles como son las demencias metabólicas, déficit de vitamina B12 o ácido fólico que al ser medicado el paciente mejora.

Cuatro factores para prevenir la demencia

Lo primero que hay que tener en cuenta son los factores de riesgo médico: hipertensión, hiperglucemia, tabaquismo, ingesta de alcohol en exceso y sedentarismo son causas que se pueden controlar y ayudan a resguardar la salud del cerebro.

El segundo factor es la estimulación cognitiva, ya que está demostrado que el riesgo aumenta en pacientes con baja escolaridad o sin hábito de lectura. En los pacientes con estudios primarios incompletos, la enfermedad evoluciona de manera distinta a aquellos con estudios universitarios, siendo más agresiva en los del primer grupo.

La calidad de vida es el tercer factor a tener en cuenta que podría englobarse en una buena alimentación sin procesados, con muchos pescados, sin harinas y realizar actividad física ya que favorece la correcta oxigenación del cerebro.

Por último, el factor social, el tener amigos y actividades en grupo protege el cerebro al favorecer la estimulación, ya que somos seres sociables.

¿A qué síntomas debemos estar atentos?

-Alteración de memoria. Dificultad para recordar eventos recientes. El paciente repite o pregunta varias veces lo mismo.

-Dificultad para encontrar palabras adecuadas o para nombrar objetos.

-Cambios marcados en la forma habitual de ser: apatía, depresión, desinhibición, irritabilidad.

-Dificultad para llevar a cabo acciones o para tomar decisiones.

-¿Qué se debe hacer? Consultar a un especialista, generalmente, neurólogo o gerontólogo.