2622430412

Compartí la noticia

La idea es aprovechar la inversión en el movimiento de suelo, que es lo más oneroso de este tipo de obras públicas, para instalar las cañerías por las que pasaría luego la fibra óptica, según detalló el diputado.

El diputado Guillermo Mosso, del bloque Demócratas en el Frente, dio detalles sobre su iniciativa para que “toda obra pública de proyección, construcción, conservación o reparación de rutas en Mendoza incluya la contratación de triductos soterrados con el objeto que puedan pasar cables de internet y otros servicios”.

En el ciclo En Cámara, producido por la Cámara de Diputados de Mendoza, el legislador explicó que se trata de que “toda obra pública vinculada con caminos, rutas, movimiento de suelo, conlleve el soterramiento de triductos que permitan la instalación de fibra óptica”.

Esto permitiría luego “poder conectar desde las casas, oficinas, edificios, señaló Mosso, y sumó que “es lo que se hace con los servicios cloacales, de luz y de gas”.

El objeto de la iniciativa que se ha presentado en la Cámara de Diputados de Mendoza, es mejorar las condiciones por las que las empresas brindan conectividad a internet y “tener la infraestructura de caños soterrados permitiría mejorar la posibilidad de que estas empresas conecten a los hogares”.

Además, Mosso hizo referencia a que en algunos barrios mendocinos hay pequeños proveedores de internet a los que “hay que llevarlos a un proceso de formalización y acompañarlos con la posibilidad de que puedan disponer de la infraestructura pasiva”, es decir ductos, postes y otras instalaciones que permitan la conexión.

Sobre el costo que conllevaría incluir los triductos en obras viales, el diputado opinó que “es una inversión que termina abaratando lo que pueda venir”, porque evita tener que romper y reconstruir para la instalación de conexiones.

“Es mucho más caro soterrar lo que hoy está aéreo, pero en lugares donde no hay nada es una inversión que mejora la conectividad y evita roturas”, sintetizó el diputado Guillermo Mosso, autor del proyecto que se analiza en la Cámara Baja.